La exploración con sus propios sentidos le permitirá construir significado: el ver, tocar, oler, escuchar,  sentir, lo llevarán a descubrir los fenómenos básicos de la vida, de la naturaleza y la materia.
Este proceso de explicación le permitirá organizar cuestionamientos más racionales, establecer relaciones de causalidad, ordenar, clasificar,  es decir, nuevos  pensamientos. Las nuevas relaciones con el mundo son  posibles a través de la experiencia mediada a través del arte.